11 junio 2008

Cómo evitar el paro de los camioneros


Una de las ventajas que conlleva estar jodido en casa entre apuntes, bebidas energéticas y cafeina es que no noto el paro del trasporte. Sólo salgo del confinamiento de mi morada para ir a la universidad y voy andando. El problema llegará cuando en la despensa no quede café.

No quiero imaginar que no haya café. Dios, que no se acabe el café. Todo el mundo se preocupa del combustible que mueve lo coches, ¿y qué pasa con el que mueve el organismo? Los estudiantes nos vemos también afectados por los piquetes. Al principio ponía cómo evitar el paro de los camioneros, pero parece que va a resultar más que imposible.

Creo que sin falta pasaré esta tarde por el Mercadona a por paquetes de tan ansiado grano negro, por si acaso. Bueno, lo más probable es que saque dinero y me haga con unas cuantas decenas de paquetes.

Y que tenga yo tiempo para escribir estas tonterías de algo tan serio con dos exámenes a la vista...

2 Comentários:

Laura Pablo dijo...

pues si acaso le grito a mi madre que te compre algo de café... creo que se va "a llenar el carrito como si llegase la III guerra mundial"... ains

suerte en tus exámanes Candela

Luis Candela dijo...

A mí la situación esta me parece sacada de un capítulo de Los Simpson en los que hay una amenaza nuclear o algo así...

Tú por si acaso que dile eso a tu madre no vaya a ser que me quede sin café, que entonces si que la he liado :)

Gracias, suerte para ti también y un saludo.

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Páginas vistas en total

El sospechoso inusual © 2008 Template by Dicas Blogger y modificada por Luis Candela.

TOPO