22 junio 2007

Exámenes y Hogueras

A quién se le ocurriría juntar en una misma época las fiestas de Alicante con los exámenes de la Universidad. Muy mala leche debía tener. Por suerte, para mí ya van acabando. Pero, anoche viví el peor momento de toda esta etapa en la que Hogueras y pruebas escritas se entremezclan.

Nos fuimos Moreno y yo a la Univeridad de Alicante a estudiar el examen de Documentación periodística, donde estuvimos unas buenas horas, un tanto en vano, porque la aignatura está llena de listas con características que tienes que aprender, pero bueno. Al filo de las 2:30 de la madrugada decidimos irnos: la cabeza saturada escupía todo lo que tuviese que ver con los servicios y centros de documentación.

Cuando salimos de San Vicente y nos adentramos en Alicante nos damos de morros con todo el percal. Cientos de jóvenes copan todos los rincones de la ciudad en busca de la última gota de fiesta y ron. Nosotros, ingenuos, tratamos de esquivar todo tipo de barracas y racós, residencia 24 horas de la fiesta alicantina.

La música nos llama, los festeros nos retan y los comas etílicos se suceden. Llegamos al punto fatídico: el paseo de Canalejas. El macrobotellón durante toda la semana que duran las Hogueras de San de Juan. La gente por en medio de la carretera impidiendo el paso de los coches y nosotros ahí, en el centro neurálgico de las fiestas que dan el pistoletazo de salida oficial del verano.

Por suerte para nosotros la fuerza de voluntad se convirtió en nuestro mayor aliado. Ni la barraca, con banda de música incluída, que hay justo bajo de la casa de mi amigo obstaculizó nuestra necesidad de dormir y reposar las ideas mal aprendidas. Esta noche me pegaría la fiesta de mi vida, pero sábado trabajo, el periódico no descansa con los festejos, al contrario.

Seja o primeiro a comentar

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Páginas vistas en total

El sospechoso inusual © 2008 Template by Dicas Blogger y modificada por Luis Candela.

TOPO